Como especialistas en la fabricación de depósitos para gasoil de calefacción en Vizcaya sabemos que hay mucha gente que se muestra algo reticente a instalar este tipo de depósitos en sus viviendas pensando en el posible peligro que puede suponer tener una cierta cantidad de líquido inflamable tan cerca de sus casas.

Sin embargo, tenemos que recordar que la normativa que regula la instalación de depósitos para gasoil de calefacción en Vizcaya es muy clara y basta con cumplir sus requerimientos para que se minimicen los riesgos. El primero punto que hay que tener muy claro es que los depósitos de gasoil, tanto los que se guarden en interior como en el exterior deben colocarse siempre sobre una superficie plana, lisa y completamente horizontal, con una base suficientemente amplia que impida que puedan volcarse accidentalmente.

Existen depósitos diseñados específicamente para ser colocados en el exterior de las viviendas, pero en este caso, el fabricante tiene que certificar que el depósito ha sido tratado específicamente para resistir la acción de los rayos UVA.

Para los depósitos sin este tipo de protección,  para ser colocados en el interior de las viviendas o en casetas preparadas específicamente para ellos, no podrán estar colocados a una distancia menor de un metro de cualquier fuente de calor como puede ser la propia caldera. Igualmente, a la hora de colocarlo se debe respetar una distancia mínima de 40 cm entre el depósito y cualquiera de las paredes más próximas procurando que siempre queden visibles sus placas de identificación.

Si necesitas un depósito de gasoil para tu casa habla con Calderas Munguia, S.L.