Si pretendes disponer de aire comprimido en Vizcaya con buena calidad para pintar con pintura en polvo, tendrás que realizar un mantenimiento correcto del sistema para que no haya ningún percance.

Las empresas de aire comprimido en Vizcaya te ofrecen sus servicios para distribuirte y enviarte todo el gas que sea necesario, pero la limpieza del aparato deberás realizarla tú mismo.

Dentro del compresor, deberás comprobar la lectura del manómetro, revisar el drenaje automático y comprobar el nivel de aceite. Comprobar todas las válvulas, el presostato y las correas transmisoras. Debes lubricar el motor eléctrico y limpiar el enfriador de aire y aceite. Dependiendo de la parte, así será cada 2000 horas o 4000 horas.

En el tanque de reserva también hay que comprobar los manómetros y en el deshumidificador se ha de revisar la temperatura de enfriamiento y el funcionamiento del drenaje.

En el desecador no puedes olvidar revisar los indicadores del estado del nivel de relleno y revisar la presión. En las líneas de distribución, comprobar si hubiera fuga cada mes y revisar el estado de los filtros.

Aunque no se trabaje, en las plantas donde haya aire comprimido ocurre una condensación de agua en el tanque de reserva. Por eso, al comenzar la jornada laboral, podrás notar que se produce un arrastre del agua condensada que puede ser realmente peligroso para la maquinaria. Como prevención, es aconsejable abrir la válvula de purga del tanque durante cinco minutos y observar la salida de agua. Si es en forma de espray, se debe continuar el purgado.

Si la jornada laboral será continua y permanente, conviene instalar el tanque acumulador antes del frigorífico enfriador. Si por el contrario el sistema laboral es variable, se debe colocar a continuación del frigorífico enfriador.

Desde Calderas Munguia, S.L. te animamos a que siempre mantengas tus herramientas con el cuidado adecuado.